En 2004 y 2005, Azul Borenstein se traslada a París a realizar el laboratorio de estudio del movimiento (L.E.M), departamento escenográfico de la l’École de Théâtre Jacques Lecoq, dedicado especialmente a la búsqueda dinámica del espacio y el ritmo a través de la representación plástica.

 El viaje pedagógico consiste en el análisis del movimiento,  que permite sentir en el cuerpo el mundo que nos rodea, proponiéndolo como portador de dinámica y de drama, y como principal instrumento de creación. Estudiar su movimiento en el espacio que lo contiene permite comprender mejor los juegos de fuerzas que organizan este espacio. Este aprendizaje pasa por el análisis de movimientos simples y su transposición a las artes plásticas.

Las observaciones de la vida (las pasiones humanas, los cuatro elementos, los colores del arco iris…) recibidas por el cuerpo en movimiento son transpuestas en un lenguaje plástico y arquitectónico, mediante la fabricación de objetos experimentales que pueden ser puestos en movimiento: estructuras portables, vestuarios dinámicos, máscaras, que en su manipulación  funcionan como extensión del  cuerpo del actor, deslimitando la clásica frontera entre actor, escenografía, y  vestuario.

Se trabaja en la premisa de máximo de expresividad y mínimo de recursos, desarrollando la creación en la abstracción, en la escencialización de la forma, lejos de la descripción, y en pos de un universo poético personal.

Esta experiencia se sostiene en la posibilidad de descubrir lo imprevisible, lo sorprendente, avanzando hacia lo que no conocemos, es entonces lo indeterminado lo crea el sentido.

Actualmente, coordina laboratorios  de creación plástica y escénica basados en la pedagogía de Jacques Lecoq.



Click aquí para ver el video de los trabajos del taller 2004-2005